InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
 
 
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
 
 
 
 
LA RECTORIA DE BORLEY

Brevemente, la Rectoria Borley era una vieja casa señorial en deterioro, en el condado inglés de Essex. Harry Price estuvo implicado en el caso en 1929 cuando una noticia del periódico contó algunas de las cosas extrañas que pasaban allí durante muchos años. Él escribiría más tarde dos libros sobre la casa y esta seria conocida como "la Casa Mas Embrujada en Inglaterra".

Uno de los casos de casa embrujada más famosos del mundo fue realmente uno de esos casos donde en un lugar embrujado asistió un agente humano en la creación de la actividad. Parece no haber ninguna duda de que la Rectoría Borley estuvo realmente embrujada... sin embargo usted puede creer al investigador Harry Price (yo lo hago) o no. La larga historia de relatos independientes nos conduce a creer que el embrujo estuvo muchos años antes de que Price alguna vez estuviera implicado. El periódico preguntó a Price sobre su investigación y le hablaron de la historia de lo relatado allí, como pasos de fantasmas; luces extrañas; susurros fantasmales; un hombre sin cabeza; una muchacha de blanco; los sonidos de un coche de fantasma afuera; la aparición del constructor de la casa, Henry Bull; y el espíritu de la monja que anduvo una vez por el jardín. La leyenda local decía que un monasterio estuvo ubicado sobre el sitio y que un monje del siglo XIII y una joven y hermosa novicia fueron asesinados al tratar de fugarse del lugar para casarse. El monje fue ahorcado y su novia aspirante fue enterrada viva dentro de las paredes de su convento. Las historias habrían sido contadas durante muchos años por testigos confiables e independientes. Price entrevistó a muchos de los antiguos arrendatarios e investigó la casa a fondo, hasta alquiló el lugar por un año para vigilarlo 24 horas al día. Mucho de lo que dijo Price sobre Borley sería de primera mano, al ver y oír la mayor parte de los fenómenos relatados, como el ring de unas campanas que oyó, el golpeteo de ruidos y viendo objetos que habían sido movidos de un lugar al otro. Aunque molestos, los fantasmas en la rectoría habían sido relativamente pacíficos hasta octubre de 1930 cuando el Reverendo Lionel Foyster y su esposa Marianne se mudaron a la casa. Su estancia en la residencia vería un aumento marcado de la actividad paranormal. La gente era encerrada en los cuartos, los artículos de la casa desaparecían, las ventanas se rompían, los muebles movidos, fueron oídos sonidos extraños y mucho más. Sin embargo, los peores incidentes parecieron implicar a la Sra. Foyster, como cuando ella fue lanzada de su cama por la noche, abofeteada por manos invisibles, obligada a esquivar objetos pesados que volaron hacia ella día y noche, y fue una vez casi asfixiada con un colchón. Pronto después, comenzaron a aparecer una serie de mensajes garabateados sobre las paredes de la casa, escritas por una mano desconocida. Ellos parecían suplicar a la Sra. Foyster, usando frases como "Marianne, por favor consigue ayuda" y "Los rezos de Marianne iluminan a la gente". Como casi toda la actividad poltergeist ocurrió cuando la Sra. Foyster estaba presente, Price se inclinó a atribuirlo a manipulaciones desconocidas. Sin embargo, él creyó realmente en la posibilidad de la monja fantasmal y algunos otros fenómenos relatados. La rectoría no entró dentro de las nociones preconcebidas de una casa embrujada, lo que seria uno de los motivos que le haría ganar tal reputación. A pesar de las implicaciones de los fenómenos que se centran alrededor de Marianne, Price sostuvo que al menos uno de los espíritus en la casa había encontrado a la esposa del rector muy comprensiva en su grave situación. Esta era la única explicación que él podría encontrar para los mensajes misteriosos. Para Price, y a mi propio pensamiento, la Rectoría de Borley era realmente un catalizador para la actividad paranormal. Había algo sobre el lugar en sí mismo que pareció invitar la energía dentro y también actuar como un acumulador en el cual Marianne Foyster podría conectarse de alguna manera. La casa presumió de tres tipos diferentes de fenómenos... los fantasmas que interactuaron con los investigadores, un embrujo posiblemente residual a la monja... y la actividad tipo poltergeist producida por la Sra. Foyster.


Votar:
 
 
 
 
 
 
fantasmas videos hampton psicof la llorona cordoba duendes fotos madrid ouija slenderman vampiros VDEOS albacete argentina



Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.